TUMORES DEL PANCREAS

En el páncreas pueden encontrarse diferentes tipos de tumores, benignos (cistoadenoma seroso y otros), benignos con posibilidad de malignizarse (cistoadenoma mucinoso), de baja malignidad Tumor Intraductal Papilar Mucinoso IPMN), altamente malignos (Adenocarcinoma ductal infiltrante) y de comportamiento variable (Tumores neuroendocrinos).

 

Se suelen agrupar en varios grupos según su imagen radiológica:

 

  • Tumores Quísticos del páncreas

      Cistoadenoma seroso

      Cistoadenoma mucinoso.

      Tumor mucinoso papilar intraductal

      Tumor papilar sólido-quistico

 

  • Tumores sólidos

     Tumores neuroendocrinos

     Adenocacinoma ductal infiltrante

     Carcinoma acinar

 

El diagnóstico diferencial de los tumores Quisticos de páncreas está basado en la pruebas de imagen. Basicamente TC y RM que nos informaraán del contenido líquido, de la presencia de septos, presencia de capsula, estado del conducto principal o conducto de Wirsung. Presencia de moco en el Wirsung, dilatación postumoral y atrofia distal. Presencia de calcificaciones.(1).

No obstante la ecoendoscopia, es decir la exploración del páncreas mediante una endoscopia que en su punta tiene un ecografo ha representado un gran paso hacia una mejora en el diagnostico diferencial. Además la posibilidad de realizar una punción con aguja fina (PAAF) permite obtener líquido para estudiar su composición, presencia de enzimas (amilasa y lipasa) y marcadores tumorales (Ca 19.9 y CEA). Finalmente tambien se puede obtener una muestra para estudio citologico y confirmar la malignidad.

 

1.- Jorba R, Fabregat J, G. Borobia F, Busquets J, Ramos E, Torras J, Lladó, Valls C, Serrano T, Rafecas A. Neoplasias quísticas del páncreas. Manejo diagnóstico y terapéutico. Cir Esp. 2008;84(6):296-306

 

TUMORES DEL PANCREAS

 

Aunque pueden ser diversos los tipos de malignos del páncreas. El más frecuentes es el adenocarcinoma ductal infiltrante. Habitualmente asientan en la cabeza pancreática. El único tratamiento efectivo del adenocarcinoma de cabeza de páncreas es la resección, con una supervivencia, a largo término, del 20%, pero la resecabilidad es baja (10-20%)

La duodenopancreatectomia cefálica por cáncer es, aun en nuestro entorno, una intervención con una morbi-mortalidad considerable (45%). La mortalidad en manos de un cirujano con experiencia deberia ser inferior al 5%.

Se han de mejorar los resultados de otros tratamientos adyuvantes o neoadyuvantes como la quimioterapia y la radioterapia.

La meticulosidad y el perfeccionamiento progresivo de la técnica quirúrgica son de capital importancia en la prevención de las complicaciones postoperatorias.